Warning: array_shift() expects parameter 1 to be array, boolean given in /htdocs/public/www/config/ecran_securite.php on line 283 Géminis Papeles de Salud - El cáncer según Valentín Oyarzábal, psico-oncólogo cuya visión refleja en 'Es Hora', nuevo semanario del que es Director

Número aproximado de visitas a este artículo: 1423

Enfoque del Dr O. Carl Simonton contra el cáncer

El cáncer según Valentín Oyarzábal, psico-oncólogo cuya visión refleja en ’Es Hora’, nuevo semanario del que es Director

Documentos: Manifiesto de 55 Catedrátic@s de Derecho del Trabajo niega constitucionalidad a la contrarreforma laboral del PP & Jueces para la Democracia analiza el RDL 3/2012 - Código Penal español vigente

Recogemos dos entrevistas que plasman la visión que sobre el cáncer tiene Valentín Oyarzábal, director de es Hora, publicación de salud (véase Difusión) editado en Vic (Barcelona), cuyo primer número ha sido distribuido en el estado español el viernes 13 de abril de 2012 como periódico nacional de información semanal. En su portada además del subtítulo---Es hora de actuar ¡YA! ... ante una democracia en recesión--- destacan La Guerra de los mercados ... la más mortífera de todas (Internacional), Cáncer Una visión integrativa ... ¡hablamos de seres humanos y no de ratas de laboratorio! [1] (Sanidad Integral) y Cómo enfrentarse al fracaso escolar. Padres, educadores y especialistas en el punto de mira (Aula). Llama la atención que en la Editorial [2] firmada por Oyarzábal no se haga referencia explicita a las consecuencias que sobre la salud individual y colectiva conlleva la situación expuesta; tampoco a la guerra. Aunque no compartamos por completo la ideología del Editorial ---mercados y entidades financieras y gobiernos principales y casi únicos responsables de la existencia de ricos cada vez más ricos y de 12 millones de pobres y casi 6 millones de parados, justicia injusta por naturaleza e insensible con la sociedad, innumerables leyes irracionales y partidistas, ...--- y porque sí parece fundada -pero incompleta- la enumeración de características que definen la presente realidad, saludemos la aparición de este nuevo medio de comunicación en papel, de cuyo primer número resaltamos tres trabajos (La reforma laboral no es constitucional. Catedráticos de derecho del trabajo de las universidades españolas analizan en un manifiesto [3] la reforma laboral. La Unión Europea no exigía una reforma como la adoptada, contraria al Estado social y democrático de Derecho, firmado por Carlos Martínez; Los jueces, también en contra [4]; y Eurovegas: Un modelo de país en juego [5]).

El cáncer según Valentín Oyarzábal, psico-oncólogo cuya visión refleja en 'Es Hora', nuevo semanario del que es Director

(imagen: Instituto internacional para el crecimiento holístico).

Valentín Oyarzábal [6]. Cáncer Una Visión Multifactorial

Entrevista de Francesc Prims, Athanor nº 79, enero-febrero 2010

Valentín, te defines a ti mismo como ‘psiconaturólogo’. ¿Qué significa?

Psiconaturólogo es una diplomatura que actualmente está en expansión. Porque el propio concepto es ilimitado. La psiconaturología tiene que ver con cómo tratamos a nuestro cuerpo dependiendo del nivel de conciencia que tenemos. Según cuál sea este nivel de conciencia vamos a tener como resultado una serie de enfermedades, unas afecciones a ciertos órganos. Se trata de una relación psicosomática. A partir de un aumento de nuestra conciencia vamos a respetar nuestro cuerpo.

¿Eres tú mismo un superviviente del cáncer?

En realidad sí que he tenido cáncer, durante diez años. Porque mi madre estuvo diez años con cáncer y yo viví el cáncer de manera medular, a nivel de conciencia, de alma. Ella sí que fue una superviviente del cáncer durante esos diez años. Me hizo meter, sentir, vivir, sufrir y resistirme a esta enfermedad. Así que yo he tenido cáncer, en esa empatía que todos tenemos con los seres más queridos. Realmente es factible coger un cáncer por empatía. A nivel estadístico, la persona cuidadora, que acostumbra a ser un familiar, tiene un 60% más de probabilidades de coger cáncer en los próximos cinco años. Es una de las muestras de la interrelación que existe entre consciencia, mente y cuerpo.

Tu madre decidió vivir hasta que tú cumplieses los 18 años, y lo consiguió … ¿Cómo lo interpretas?

Lo interpreto como el enorme poder que todos los seres vivos tenemos para ir más allá de cualquier eslogan, de cualquier predicción, de cualquier pensamiento que nos pueda inducir la sociedad. La gente asocia el cáncer con la muerte, aunque hoy día la gente está más animada por los resultados maravillosos que el mundo sanitario dice que tiene sobre los pronósticos de curación.

¿Qué es el cáncer?

Para la sociedad es sinónimo de muerte; para el mundo de la sanidad es una lucha fratricida contra un enemigo. Sin embargo yo no creo nada de eso. Tengo una plena conciencia espiritual de que el cáncer es la mayor de las oportunidades que se nos presentan en la vida para tomar un rumbo distinto; para tener una oportunidad de salir del verdadero sufrimiento, que puede venir dado por problemas laborales, o familiares, o problemas internos como conflictos o traumas … El cáncer es la oportunidad que se me presenta para pensar qué es lo que no está yendo bien en mi modelo de comprender, de actuar, de vivir. También me permite profundizar en lo que me ha pasado, en otros momentos e incluso en otras vidas.

¿Las personas tienen la serenidad de poder ver esto y concebir su enfermedad como un replanteamiento, en esos momentos precisamente tan chocantes?

No; y por eso está la figura de este tipo de terapeuta (el psiconaturólogo). No vamos a decir que el terapeuta es el milagrero, porque no lo es. De hecho el terapeuta no hace nada; todo lo hace la persona. El terapeuta lo que va es a ayudarle a quitar ciertas telarañas del alma, de la mente, y darle opciones cuánticas. Las probabilidades de que sobreviva una persona enferma de cáncer son infinitas. Aunque pueda aparentemente ser complicado que un ser humano con esta enfermedad vea que puede tener una gran oportunidad para desarrollarse, con un método, con un trabajo constante, con una implicación del terapeuta, es posible que la persona dé un giro a su enfermedad y salga de ella.

Te he oído compararlo con una bronquitis, o con un constipado … ¿Por qué haces estas analogías?

Realmente un cáncer es una congestión, como lo es una bronquitis o un constipado. El cáncer es una congestión celular. No es más que un emponzoñamiento, una toxemia que nos está diciendo: “debo limpiar mi vida”. Debo limpiar mis órganos, claro, pero sobre todo debo limpiar mi vida. Cuando hablamos de ese tipo de limpieza estamos hablando de higienizar todo lo que tiene que ver con el presente, con el aquí y ahora. La información es la misma que la de la bronquitis, aunque algunos se puedan sentir aludidos por el menosprecio al cáncer cuando se hace esta analogía de manera tan simplista. Si tengo un constipado tengo que estar descansando, limpiándome; me doy el permiso para reflexionar, para pensar. A veces, cuando estamos esa semana en casa sin poder salir a causa de una fiebre alta, salimos muy regenerados. Es el momento de empezar a cambiar cosas de sitio o, sencillamente, de mandar a la basura aquello inservible. Aunque, por cierto, en una enfermedad como el cáncer, y ahí es donde se diferencia de un constipado o una bronquitis, la limpieza es mucho más profunda. Levantar los muebles de la casa se hace de una manera mucho más vital.

¿Tengo que analizar el ayer para comprender lo que me está ocurriendo hoy?

En ocasiones sí; pero no hay que traumatizarse con el ayer. Si no vemos la causa en un ayer no ocurre nada. Vamos a empezar a crear pautas desde ahora, y el ayer se irá por sí solo. No siempre es necesario levantar demasiada polvareda.

Queda claro que el cáncer es una oportunidad. Pero ¿qué lo provoca, específicamente?

El cáncer es multifactorial. Ahora hay mucho libreto operístico que da demasiada buena nota a decir que todo es emocional. No; no todo es emocional. Lo que sí que la emoción es el desencadenante último que nos lleva, probablemente, al cáncer . Pero es multifactorial, y puede ser motivado por modelos de vida que estemos teniendo. No nos vamos a engañar: hay distintos tipos de cáncer de pulmón, pero en el 80% de los casos de cáncer de pulmón el carcinoma fundamental es el tabaco . No el tabaco de pipa necesariamente, o el puro bien cuidado de hoja (que también tiene su efecto), sino el cigarrillo común, al que le meten cuarenta productos cancerígenos y 200 aditivos que poco saludables son para nuestro organismo. El factor tabaco no está afectando solamente a un cáncer de pulmón, sino también a un cáncer de esófago, de colon, de páncreas o de próstata. De los diez cánceres fundamentales, cinco tienen relación con ser adictos al tabaco . Pero hay otros factores: la mala nutrición, dormir poco, el estrés, etc. Todos ellos nos llevan a un potencial momento de desencadenamiento del cáncer.

¿Nos puedes hablar más de los desencadenantes emocionales?

Sí. Por ejemplo, la falta de autoestima es vital como desencadenante del cáncer ; cuando siempre necesitas al otro. Crea cierto tipo de cánceres esta manera de despreciarte a ti mismo, de no encontrarte a ti mismo y estar en brazos de unas personas y de otras porque necesitas la referencia, o la identidad del otro, para tú sentirte vivo. También, como decía el radiólogo Dr. Simonton [7] en los años 60 (y no ha variado el análisis), tenemos más posibilidades de contraer un cáncer entre 18 meses y dos años después de haber experimentado un conflicto determinado. Estamos hablando de la amargura resultante de la falta de trabajo, o de una mala relación, o de un divorcio, o de un desarraigo con los hijos … Así pues el desencadenante es emocional, pero las causas subyacentes evidentemente son modelos de vida, de comportamiento . Por eso es tan importante que tengamos una elevación de conciencia. Así será mucho más complicado que lo contraigamos.

¿El tan común cáncer de mama?

Ahí hay una relación emocional increíble. En las mujeres, el cáncer de mama y el vaginal tiene que ver fundamentalmente con desencuentros en la familia; o bien con los padres o bien con el cónyuge. Ambos tipos de cáncer tienen que ver con los afectos íntimos. Padres con patrones como los que nos han educado, sobre todo la figura del padre, o cuando la mujer tiene un esposo dominador, que desprecia a la mujer. Ahora bien, como que lo que yo trabajo es la excelencia de lo espiritual en todo, no vamos a echar la culpa al hombre, ni a la mujer (el cáncer de próstata puede venir de un problema de relación con la esposa). Habrá que tomar cartas en el asunto, pero no culpabilizar al cónyuge. Nosotros somos los responsables; ¡no los culpables!

Supongo que a veces puede ser difícil que nos veamos a nosotros mismos las causas …

Tenía yo sólo ocho años cuando a mi madre la habían operado de su cáncer y decía a mi hermana, que era muy revoltosa, que no se comportase de ciertas maneras, porque tenía conciencia de que los disgustos podían reactivar su cáncer. Nadie me lo había dicho, pero tenía conciencia de la fragilidad de su estado. Escuchando a nuestra alma sabemos qué es lo que produce un cáncer. Escuchemos a nuestra alma, que es muy sabia; tengamos cinco años o tengamos 105. No hay más que interiorizarse, desapegarse de lo superfluo, de la toxemia social. Cuando estamos con nosotros mismos en ese vacío maravilloso de la existencia, empezamos a reconocer qué nos pasa y cómo tenemos que operar.

La medicina convencional no va a ver las causas del cáncer, ¿verdad?; los médicos van directos a resolver el problema a su manera …

No les interesan las causas. No les han educado para eso. Yo he dado seminarios para médicos y enfermeras. Las enfermeras son mucho más conscientes, curiosamente; están más cerca del paciente. El médico no trata con el paciente, lamentablemente; el mundo sanitario está desamorado; es un mundo desapegado. Esto no quiere decir, y ésta es también mi bandera, que al enfermo de cáncer haya que estar mimándole o riéndole las gracias. No. Hay que darle el apoyo que necesita. Y el mundo sanitario no tiene la capacidad de dar este apoyo; por miedo, por falta de conocimiento, porque no les han enseñado … Esas son las nuevas asignaturas que tienen que entrar en el campo pedagógico de la carrera de medicina. ¿Cómo comportarnos con un enfermo de cáncer? ¿Cuáles son las posibilidades para ayudarle?

¿Y existen muchas posibilidades?

Tenemos un abanico enorme. Si el campo convencional, alópata, considera que la radio y la quimio son buenas, vamos a dejarlo ahí como un punto de referencia. Pero ¿qué otras referencias tiene el médico? Pues tiene una batería enorme. Eso es lo que hay que incluir en las facultades de medicina: otras posibilidades, para que puedan jugar con ellas. Existen respuestas desde campos también químicos, pero no químicos sintéticos, sino bioquímicos, que funcionan maravillosamente bien. ¿Acaso tú puedes asegurar que con 20 sesiones de quimioterapia, o 30 de radioterapia, esa persona va a sanar? No; es una opción. Experiencia limitada, porque la verdad es que los números no nos salen. Vamos a ser todos un poco humildes, a dejar el ego, y a incorporar otras herramientas. La responsabilidad ¿quién la tiene?, pues la tenemos todos. Los de una parte con la otra. Nadie va con mala fe, pero sí con demasiada prepotencia. Y hay que dejar la prepotencia. Entonces yo, aunque digo ‘no’ a la quimio y a la radio desde un punto de vista filosófico (para mí constituyen una invasión), no digo al enfermo que no tome quimio ni radio. A no ser que vea posibilidades en ello, y siempre trabajando en un marco de tiempo.

¿Posibilidades según la personalidad del paciente …?

Sí, y según el punto de evolución en que se pueda encontrar el tumor … Igual necesita algo paliativo, químico, de momento, fusionándolo con otras muchas cosas. Será en casos contados (un 5% como mucho).

¿Qué opinas de las operaciones para extraer tumores?

La inmensa mayoría no se necesitarían. Los cánceres pueden disolverse de maneras muy distintas. Pero claro, hay que tener tiempo. Puede ser que haya un tumor de tal magnitud que esté creando una toxemia muy grande … En esos casos podemos creer que bioquímicamente podemos deshacer ese tumor si tenemos tiempo y si la persona afectada tiene mucho empuje. Se necesita que el ser humano sea muy potente para que diga “¡eso fuera!”; entonces puede haber lo que llaman ‘remisiones espontáneas’. Aunque en este caso yo no hablo de remisiones espontáneas; es un convencimiento pleno de que decido no morir. Es ¡decidirse a no morir!, y a luchar, desde adentro, biológicamente, con esa enfermedad. ¡No contra esa enfermedad!, sino con esa enfermedad. Porque esa enfermedad, repito, es un mensajero.

Cuando dices que tenemos que crear nuestros propios bioquímicos, ¿de qué bioquímicos estás hablando y cómo los generamos?

Estamos hablando de todo lo que nuestro cuerpo puede hacer funcionar. ¿A través de qué? El alma está en todo nuestro cuerpo, y la podemos colocar donde queramos; vamos a colocarla en el cerebro en este caso. Esto me va a dar mucho más empuje, poder, fuerza. Voy a plantearme, desde el alma, qué es lo que soy, de dónde vengo, a quién pertenezco, qué es lo que hago en esta vida … Cuando me planteo todas estas preguntas con el cerebro racionalista y mi alma converge, está de acuerdo, empiezo a funcionar. El cerebro es la maquinaria perfecta donde elaboramos todos los procesos bioquímicos y que nos ha de permitir llevar todo lo que queramos a cualquier parte de nuestro cuerpo. Somos una ramificación; desde la hipófisis podemos trabajar todos los sistemas nerviosos de todos nuestros órganos. Desde el cerebro accedemos, mediante el pensamiento, la visualización, la acción, la claridad de objetivo, ¡la pasión!, a nuestras células. Cada una de ellas es un ser pensante que va a hacer combinaciones, procesos de síntesis, para desintoxicarse. Así pues voy a empezar a visualizar y a enviar información, mediante los transmisores, los neuropéptidos, a esas células a las que necesito acceder, para que empiecen a asimilar un nuevo mensaje.

¿Qué es lo mejor hacer en la visualización? ¿Llenar la célula de luz, atacarla …?

La luz. ¡Pero siempre dependerá de la persona! Depende de lo evolucionada que esté. Igual a nosotros nos ofende la proyección de que vamos a enviar una bomba nuclear a la célula cancerígena, pero tal vez para determinada persona aquello es la destrucción que necesita. Esa forma de pensamiento ahí puede venirle bien, pero un peldaño más arriba ya no viene bien … Porque generalmente tenemos que conectar con lo espiritual para no volver a un cáncer. En las visualizaciones yo comparto la luz, la luz pura, puramente energética. Pero claro: no solamente es la visualización. Hoy día se dice que la visualización es maravillosa, pero ¿cómo hacer que una visualización sea realmente efectiva? Libros como El Secreto [8] nos están diciendo cosas muy interesantes, pero ¡vamos a prestar atención a lo que realmente significa una intención pasional que movilice hacia una nueva información en una célula tóxica! Tenemos que poner realmente un programa a esta visualización; por eso tenemos que arroparla con mensajes distintos. Hay que trabajar con la conciencia antes de hacer una visualización. Tiene muy poco sentido hacer gratuitamente una visualización si no va arropada de un crecimiento personal. Hay que llegar a una conciencia de esta sensación cósmica que, aunque no creas en Dios, te da un conocimiento especial de lo que es la vida, el mundo, la trascendencia … Aunque sea la trascendencia de una flor, la trascendencia de la comunidad … Porque el cáncer nos está diciendo que somos nosotros con respecto a los demás, y respecto a la totalidad . Todas las culturas religiosas en estos últimos cinco mil y pico de años nos han dicho esto precisamente: amor para ti, amor para mí, amor compartido, amor unido. Un cáncer no se puede curar solamente desde el exterior hacia el interior ni desde el interior hacia el exterior, sino que el interior y el exterior deben ser uno en sí mismo.

Así pues, cómo se sitúa el individuo en relación con su contexto, con la sociedad, resulta fundamental …

El individuo no es tal sino que es un todo con el resto, con el conjunto. Por eso precisamente en un mundo tan individualizado hay tantos problemas de cáncer. Cuando era un mundo colectivo, socializado, no había problemas de cáncer. Y eso que se vivía en condiciones paupérrimas: con malos desagües, sin agua centralizada de tuberías … Había plagas, parásitos, ¡mil cosas! (que tanto lleva, el mundo de los parásitos, al cáncer; es uno de los factores causales). El momento en que digo “yo me hago autónomo, y no te necesito a ti, ni al otro, ni al otro”, empiezo a desarraigarme, a desnaturalizarme. Porque lo natural es la fusión. Lo desnaturalizado es la desintegración. Si queremos desarrollarnos hacia una sanación completa, hacia no volver a caer en una recidiva de cáncer o de cualquier otra cosa, me da igual, significará que hemos crecido en esos ámbitos ¡de colectividad! Nos hemos juntado, nos hemos asociado, hemos empezado a no juzgar, a no aparentar, a no mentir, a no engañar, a tener una ética interior espiritual ¡sin dogmas ni principios! Fuera el dogma, fuera el principio, porque el dogma y el principio crean el cáncer, los cánceres de la vida. Me da igual si hablamos de un cáncer orgánico o inorgánico. Cuando no nos comparamos, no juzgamos, no envidiamos …, y vivimos auténticamente, en una autorrealización de autoestima profunda … pues no tenemos un cáncer. En general, ojo. Porque también nos podemos morir de un cáncer y ser muy espirituales; no vamos a magnificar ahora que si somos muy espirituales no cogeremos un cáncer … Porque el cáncer tiene muchos mensajes. Pero el 90% de los cánceres nos dan un mensaje de que nuestra vida no funciona bien .

¿Cuántos cerebros tenemos en el cuerpo? ¿Cómo podemos usar este conocimiento a favor de nuestra salud?

Está el cerebro primitivo, reptilíneo, que es el de la acción inmediata, el cerebro de huida. Este cerebro la mayor parte de las veces, en este mundo de tanta buena educación, en que se lleva tanto lo políticamente correcto, lo tenemos muy reprimido. Y sí que es cierto que la mayor parte de las veces hay que tenerlo … no reprimido, sino sanamente controlado. Pero también hay momentos en que hay que sacar el cerebro primitivo a la vida social. ¿Cuando qué? Cuando hay una violencia de género, cuando se nos está tratando mal psicológicamente, cuando estamos viviendo unos modelos insostenibles de comportamiento por parte de otros ¡pero también por parte de nosotros mismos!, cuando asumimos indebidamente todo lo que nos llega, así como nuestros procesos interiores. No necesitamos pegarnos con nadie, pero sí sacar la energía de supervivencia que nos está induciendo el cerebro reptilíneo. Cuando la escondemos, tenemos una vida mucho más infeliz. Así que vamos a aprender a confrontarnos con los demás. No hace falta ser violento, pero sí decir: “no voy a pasar por el camino que tú me estás diciendo, porque no me estás ayudando para curarme”, o “no me estás ayudando para ser más feliz”. El cerebro reptilíneo me ayuda a vivir una vida aquí y ahora con verdadera autenticidad. Hay gente que se muere porque se dice a sí misma que no puede cambiar de vida . Esta gente no actúa con el cerebro reptilíneo en absoluto. Prefiere morirse de un cáncer antes que decir: “lo mando a la porra todo; yo tomo el camino del medio, porque es mi camino y es mi vida”. Qué pena que no lo utilicemos, cuando nos puede dar la llave de la recuperación y nos puede llevar a un potencial de sanación infinitamente mayor que si no lo utilizamos. Por eso es importante que nuestro cerebro primitivo, el reptilíneo, el basal, esté lo suficientemente expuesto hoy día en nuestra sociedad; no solamente para decir “aquí estoy”, sino también para defender el mesencéfalo o cerebro medio (el cerebro medio límbico) y el neocórtex (el lóbulo frontal). Si sacamos el cerebro reptilíneo éste va a modular a los otros dos. Los tres se van a ajustar. El cerebro medio, el límbico, es el emocional. Si prevalece demasiado, si está desajustado, cualquier cosa nos sobrecoge, nos afecta, nos arroba …, nos maneja. Nuestras emociones nos llevan al desastre: no sabemos procesar un problema, ni enfrentarnos a una situación; evidentemente tampoco sabemos tener unas buenas relaciones de pareja … Nuestras emociones hay que trabajarlas. El cerebro reptilíneo nos ayuda; por eso hasta la medicina actual más retrógrada te puede decir: “a correr, a correr; usted vaya al gimnasio y cánsese”. Bueno, pues esa manifestación tan sencilla es cerebro reptilíneo. Porque tú con eso vas un poco a dominar la sustancia química límbica. El cerebro superior, que tiene cuatro días, nos va a producir la capacidad de razonar las cosas, de sopesarlas. Ya lo sabemos todos; es el cerebro de la consciencia. Pero si solamente tuvieramos ese cerebro nos volveríamos locos. No tendríamos pasión; probablemente existirían muchos suicidios, porque ¿para qué valdría la pena vivir? El cerebro racional te dice: “dos y dos son cuatro”. Si dos y dos son cuatro y yo tengo tres, me falta uno, ¿no?; pues no quiero vivir, y me pego un tiro. Sería una manera de pensar meramente matemática, analítica, donde no habría lo emocional para sopesar lo racional, ni lo primitivo para proporcionarnos el instinto de la supervivencia.

¿Hay alguna carencia vitamínica concreta que se pueda asociar con el cáncer?

Por supuesto. Si una persona no tiene los suministros adecuados de vitamina A, C, E y K, probablemente tendrá diferentes tipos de tendencias que podrán ayudar a que salga esta enfermedad . Todas estas deficiencias vitamínicas crean en nuestro organismo un deterioro de nutrición en los órganos. Si hablamos de que el cáncer es multifactorial, si tenemos unas carencias vitamínicas, de minerales y de oligoelementos lógicamente esto nos va a llevar a ser proclives a un cáncer . También siempre digo lo mismo: podemos comer muy mal, podemos estar en condiciones infrahumanas … pero si somos felices, la carencia de las vitaminas no va a ser tan importante. Pero bueno, vamos a ser sensatos, vamos a utilizar el lóbulo frontal y vamos a decir que realmente tiene una gran importancia la dieta , y por lo tanto todo lo que la compone.

¿Qué nos puedes decir pues en relación con la dieta?

Para mí los procesos de cáncer tienen que ver con una limpieza. En el ámbito mental, en la conciencia (es decir, empezar a coger una esencia de la razón de nuestra vida). Entonces, todos los parámetros, todas las ideas, toda la información antigua que teníamos la tenemos que desechar. Tenemos que cambiar nuestra personalidad, seguramente, o quedarnos solamente con aquello que realmente es útil. Tendremos que modificar todo lo conductual. Y, muy importante, tendremos que creer que nos vamos a curar. Estas son las mejores dietas, para mí. Además de eso, vamos a colaborar con una buena dieta alimenticia, por qué no. Para una persona que tiene cáncer sería adecuado eliminar la carne, los lácteos, los pescados, los azúcares, las grasas saturadas, los huevos … Propongo una dieta oncológica en que tenemos que estar libres de las proteínas (y el huevo también tiene proteínas. Si tenemos que tomar un huevo, que sea pasado por agua). A partir de ahí tenemos para comer todos los cereales, todas las legumbres, todo el mundo de las algas. Podemos ser vegetarianos, macrobióticos, y darnos algún capricho de vez en cuando , porque no queremos bloqueos interiores que van a perjudicar más la información celular que si te comieras aquello que deseas. Si te apetece, una vez al mes, o cada mes y medio, te puedes tomar un buen solomillo, o unas lonjas de buen Jabugo, o marisco … No conviene que el tema de la dieta se vuelva algo obsesivo. No vamos a dar dulce a la persona con cáncer. El azúcar refinado, eliminarlo; incluso el integral diría yo. El cáncer se alimenta del dulce. Previamente a la dieta habremos hecho una limpieza del colon .

Además de todo lo que hemos hablado, haces un trabajo con la energía … ¿Cómo lo haces?

Conecto con la energía universal y la imparto. Voy moviendo mis manos por encima del cuerpo de la persona y en aquellas zonas donde Dios, el Universo, la sabiduría cósmica, me está diciendo que me pare, me paro. Y empiezo a jugar con esa energía ahí, y modifico toda la información celular del órgano afectado.

Las regresiones a vidas pasadas ¿cómo contribuyen?

No es un tema determinante, porque el 80% de las cosas son aquí y ahora; hablar de vidas pasadas no tiene mucha razón de ser … Pero en un 20% de los casos sí que es muy significativo. Así pues por si acaso vamos a ir, ¿no? Entonces con un trabajo de hipnosis, en un estado alfa pero con ondas theta, vamos a conseguir que la persona empiece a contarnos otras vidas. Igual la primera vez no, la segunda tampoco … Es un trabajito que vamos a ir haciendo poco a poco, sin agobiar al paciente. Pero también puede ser una regresión dentro de nuestra vida presente hasta que tenemos cero años, o hasta que estamos en el útero materno … Las regresiones nos van a dar información acerca del sufrimiento de nuestra alma, e incluso la lección que tenemos que aprender. Aunque parezca duro decir esto, quién sabe si hemos escogido tener el cáncer con el fin de aprender algo ...

¿De qué nos falta hablar?

De la humildad. Es la base de todo. Hay que eliminar el ego. Primero hablar con él un ratito, y luego eliminarlo. Para tratar un cáncer, si bien es cierto que tenemos que utilizar el cerebro primigenio para defendernos …, al final nos tenemos que abandonar. Abandonar al Universo, a lo divino. Si nos abandonamos a lo divino, ahí no tiene que haber ego. Cuando hay ego hay apego, y cuando hay apego hay miedo. Y el miedo es como el azúcar para el cáncer . No podemos decir “quiero curarme de un cáncer” y mantener prepotencia, necedad, estupidez, arrogancia, el concepto de que soy el mejor del mundo … La humildad es un fruto fundamental del espíritu. Hay otros: amor, bondad, paciencia, benignidad, apacibilidad, tolerancia, compasión, autogobierno … Pero la humildad no significa que te tengan que meter goles, ni significa que tienes que aceptar lo que otros dicen, ni que asumir pasivamente la situación, ni reprimirte ... Más que asumir es mirar hacia adelante. Pero la humildad tiene un componente mayor: el reconocimiento. Es reconocer, aceptar, humildemente, el porqué estoy así, y qué es lo que tengo que cambiar. Y tengo que ser flexible. Para mí la humildad es igual a flexibilidad. Esa flexibilidad de que me voy a perdonar lo que me tenga que perdonar. Perdonarme yo, perdonar a los demás si tengo que perdonar a alguien. Aunque más que perdonar se trata de aceptar a mi prójimo, de saber transmutar, canalizar lo que ha ocurrido en mi vida. El perdón divino asume que la situación que hay que perdonar realmente ya quedó atrás. Yo, o alguien más, no hemos sabido hacerlo mejor, y vamos hacia adelante. Todo ha sido un aprendizaje. Eso es humildad, reconocer al otro. Que al fin y al cabo es la sombra nuestra; ¡no es más que eso! Tengo que reconocer quién soy, qué es mi mundo, quién es el semejante, y que yo soy igual que mi semejante. Y a partir de ahí viene el cambio.

Nos queda un último aspecto: tienes que realizar un trabajo importante con el enfermo, pero también realizas un trabajo con la persona que va a estar ahí, cuidándole …

Claro. Mi trabajo no es sólo con el enfermo de cáncer. Yo voy a los hogares de las personas; con su consentimiento, claro. Tengo una consulta, pero a mi consulta van el 2% de las personas. Normalmente creo que el trabajo que ayuda a fusionar e integrar lo desintegrado, valga la redundancia, es hablar con la esposa, o con el esposo, con los hijos … Ver el marco en el que se desenvuelve el enfermo. Ver incluso las geopatías, las energías que se están moviendo. Y los bajos astrales, que a veces están a niveles muy sutiles y pueden estar ocasionando enfermedades … Lo tenemos que ver todo.

El principal desafío que habrá con los familiares en muchos casos ¿será evitar el ‘pobre de mí’ del enfermo?

Sí; la autocompasión es otro alimento, al igual que el azúcar, al igual que tantas otras cosas, para el cáncer . Vamos a trabajar por la dignificación del enfermo, por el potencial del enfermo, por la revalorización del enfermo, y aumentar todo su potencial al máximo, que lo tiene mucho. Por eso hay que tocar la parte consciente y la parte inconsciente. Tenemos que tocar la parte vigílica y también la parte interior, la parte del trauma, que en ocasiones está también dentro de la familia. Porque lamentablemente los mayores cánceres se desarrollan en las familias . Vamos a ayudar a las familias, no solamente a cómo tienen que ayudar al enfermo, sino también a ver qué problemas tienen, cada uno de los miembros, que hayan contribuido a esa enfermedad (sin culpabilizar a nadie). Vamos a sanar las relaciones familiares. Esto también es vital.

- Athanor 79

(imagen: Reino Unido incorpora fotos de enfermos de cáncer en las cajetillas de tabaco, Reuters-Cadena Ser, 2008).

El Portal de Inteligencia Emocional

Entrevista realizada a Valentín Oyarzábal

Experto en Ciencias de la comunicación y del comportamiento. Creador y director de la escuela Shinku de orientación Zen donde se imparten conferencias y seminarios para un nuevo estado de conciencia. Es presidente del Instituto Internacional para el crecimiento holístico. Formador de coaches para una nueva cultura gerencial y profesional (psicosíntesis). Dirige grupos de apoyo para enfermos oncológicos y sus familiares desde una base cuántica–espiritual. En los últimos años imparte conferencias y seminarios para el desarrollo de esta Nueva Conciencia. Autor de la obra: “La razón Última del Cáncer
 [9].

1.- ¿De qué forma influyen nuestras emociones en nuestra salud?

Nuestro sistema límbico, responsable de nuestras emociones, es demasiado
receptivo al entorno y lo que existe en él afecta a nuestro núcleo celular. El
escuchar mensajes como: “Tu amigo ha fallecido” o, “Tu madre está enferma”, produce un efecto desestabilizador en nuestro ADN. También sucede ante un diagnóstico de cáncer inmunodeprimiendo nuestro cuerpo ante el mensaje emitido por el médico. El sistema emocional está influido por la forma en que comprendemos el entorno. Lo que nos han enseñado, lo que hemos ido aprendiendo con las nuevas sensaciones que se han incorporado al alma. Y, el cerebro lo tiene muy claro: en cuanto te encuentras de frente con esos estímulos, inmediatamente te va a dar una información celular, tanto si es para bien como para mal. Cuando uno está enamorado, el sistema límbico se droga. Y, cuando este sistema se encarga del amor, todo es curación. Pero, claro, luego viene el nuevo amanecer: la vida cotidiana, la relación con la pareja, los problemas. Y, con ese amanecer aparece el odio, el resentimiento. Siempre el primer paso a la enfermedad es el amor en la sombra y, ahí es donde se genera el conflicto, el trauma, la propia muerte espiritual y física. Por eso es tan importante que eduquemos al neocórtex para acceder al sistema límbico. Mediante la razón podemos conquistarlo. Ese es el equilibrio del ser humano. Si disponemos de un cerebro conectado y tranquilo, nuestro sistema límbico estará capacitado para responder ante los avatares y los conflictos con nuestras parejas o con la vida en general.

2.- ¿Qué significa para usted ser inteligente emocionalmente?

Una persona capaz de enfrentarse a los problemas del día a día y a las distintas situaciones de una forma coherente, sin exaltarse compulsivamente. El ser emocionalmente inteligente significa valorar las cosas en su justa medida, sin obsesionarnos. Y, cualquier acción que hagamos, tendrá el efecto que deseamos. La inteligencia emocional está en que sepamos manejar las situaciones de forma dosificada, sin sufrir in extremis. Y esto no significa que no podamos sentir este tipo de emociones, sino que no nos posean ni arrastren al plano neurótico. El inteligente emocional no se deja llevar por mucho tiempo por esa emoción. Por otra parte, tampoco es inteligente emocionalmente aquel que se cree infalible, sin límites, que puede controlar todo lo que le sucede. Una persona poderosa es aquella que reconoce sus márgenes y, a partir de ahí, prevé cuál es el segundo paso. Si no, es puro ego, soberbia y, en consecuencia, desequilibrio emocional.

3.- Teniendo en cuenta la relación entre nuestras emociones y pensamientos y entre nuestros pensamientos y conexiones neuronales, ¿cómo podemos según usted reestructurar nuestras redes neuronales?

Haciendo lo contrario de lo que pensamos habitualmente. ¿Cómo puedo dejar de ser adicto?, ¿cómo puedo dejar de tener la costumbre de provocar?, ¿cómo podemos salir de las adicciones que nos esclavizan? He ayudado a mucha gente a lo largo de mi vida y todos podemos cambiar si decidimos hacerlo por motivos elevados. El amor, el terreno espiritual, la mala salud y, también estar harto de la profunda infelicidad. Estos son puntos que hacen que una persona pueda decidir un cambio. Siempre he de recordar que hay que reinventarse, nacer cada día, cada instante. Esto es flexibilidad y reconocer nuestra divinidad, siendo co-creadores con Dios.

4.- ¿Cómo nos ayuda la sabiduría Zen a combatir el cáncer?

La máxima del Zen es “Vivir aquí y ahora”. El Zen es una postura ante la vida y ésta nos va a dar la salud o la enfermedad. Vivir de forma apasionada, sin engaño ni contradicciones cambia el programa celular. Es el camino de la sanación. El cáncer es multifactorial y se puede acceder a él desde múltiples disciplinas. Pero si adoptamos esta actitud Zen ante la vida, el acceso al cáncer es infinitamente mayor y, quién sabe, tal vez sólo necesitemos esto para sanar. Está demostrado que el sistema sanitario y todos sus científicos no están sanando al mundo. Al contrario: son los activadores de la mayor parte de las enfermedades. Sanar no tiene nada que ver con el imperio político sanitario.

5.- Y, la física cuántica, ¿cómo contribuye a mejorar nuestra salud?

Con la física cuántica tocamos el apartado subatómico trabajando con energías y resulta más factible comunicarse con el cáncer. Ese es el paradigma de la cuántica: entender los mensajes celulares, la vida y la muerte de la propia célula. La curación del cáncer comienza cuando confiamos en estos mensajes, sin necesitar pruebas. Es necesario confiar en lo que no se ve porque eso que no se ve es la esencia de la vida. La verdadera medicina está en lo intangible, en lo espiritual, en la vibración cósmica que ha creado lo que somos tanto si lo presenciamos con los ojos reales como si no.

6.- Podría compartir con nosotros su experiencia llevando grupos de apoyo a enfermos de cáncer y a sus familiares, ¿qué efectos produce este tipo de dinámicas en la salud?

El efecto que tiene la familia o grupo de apoyo es enorme. Esto no significa que la familia tenga que estar al servicio del enfermo oncológico. El paciente de cáncer precisamente lo que tiene que hacer es asumir la vida y el cambio para modificar el mensaje celular. Es necesario que no lo traten como a un enfermo, como a un inválido, sino como a un ser con un potencial infinito que tiene que modificar ciertas cosas. No debemos protegerlos sino colaborar con ellos.

7.- En su libro “La razón Última del Cáncer”, usted reflexiona sobre las causas físicas y metafísicas del cáncer. Las causas físicas son más conocidas pero, ¿cuáles son las causas metafísicas?

La inmensa mayoría de los tipos de cáncer tienen una predisposición emocional que ha podido permanecer durante un breve o largo espacio de tiempo. Hay una relación a nivel de cuerpo-conciencia que hará que seamos más proclives a padecer un tipo de cáncer. Por ejemplo, el cáncer de páncreas o de hígado se desencadena en personas a las que les falta alegría, vitalidad, aunque no lo quiera reconocer nuestro hermético sistema sanitario. No significa que lo emocional sea el único factor pero sí es un desencadenante. Si somos personas felices es muy difícil que se nos desarrolle un cáncer. Una persona puede comer mal, fumar o beber alcohol pero si su sistema emocional está fuerte, es una persona que disfruta de la vida y se siente integrado en el entorno, estadísticamente tiene la misma probabilidad de tenerlo que un vegetariano sin los llamados vicios pero menos socializado. Esto no significa que haya que beber ni comer mal o fumar, bajo ningún concepto. Sería bueno que admitiéramos esta relación ya que nos ayudaría a mejorar increíblemente nuestra salud.

8.- ¿Cuál es la misión y los valores del Instituto Internacional para el
crecimiento holístico del cual es usted presidente?

El Instituto pretende aunar personas comprometidas, con vocación de cambio interior para ser un reflejo en la sociedad donde convive: familia, trabajo, trascendencia. Es de ahí de donde viene el auténtico paradigma, la verdadera excelencia para la transformación del planeta. Con nuestro pequeño grano de arena queremos implicarnos activamente en todos los campos de la vida política, empresarial, científica, intelectual, espiritual, dando respuestas a este nuevo mundo al que estamos abocados si queremos un buen futuro y estar sanos mental, física y espiritualmente.

El Portal de Inteligencia Emocional.

(19 de abril de 2012)

________________________________________
Notas

[1Valentín Oyarzábal aborda esta primera entrega “desde una línea metafísica-cuántica que nos llevará a hacernos algunas reflexiones”. En sucesivos artículos son temas a desarrollar, entre otros: “¿Qué es la quimioterapia?”, “Dolor y cáncer”, “Cáncer: tu mejor dieta”, “Prevención y cáncer”, “¿Qué es la radioterapia?”, “Cáncer: avances objetivos”, “Oncología infantil”, “Psico-oncología: relación médico paciente, grupos de apoyo, la familia”, “Terapias complementarias: homeopatía, medicina ortomolecular, hipertermia, ozonoterapia, oxigenoterapia, medicina celular, medicina sistémica, etc.”

[2es HORA periódico nacional de información semanal, año 1 nº 1, viernes 13 de abril de 2012

Editorial

Cuando un país tiene 12 millones de pobres y casi 6 millons de parados según todas las previsiones al finalizar el año, su vertebración corre serias dudas de que se base en la democracia institucional, al contrario, se asemeja más a países totalitarios de signo fascista con el sobrenombre de violencia legitimada.

Cuando los gobiernos permiten que las entidades financieras se rijan por una ley de máximo beneficio a costa de lo que sea, olvidándose, de quién les da el dinero realmente...

Cuando los propios gobiernos son ninguneados por éstos con medidas de préstamos especulativo-mafiosos comprando a uno y vendiendo a cinco...

Cuando particulares y “la pequeña y mediana empresa” no tienen crédito para mover sus economías y desarrollar sus negocios...

Cuando el 40% de los que tienen el “privilegio de trabajar”, cobra por debajo de los 1000€ y en precario...

Cuando los gobiernos permiten que las entidades financieras se rijan por una ley de máximo beneficio a costa de lo que sea, olvidándose, de quien les da el dinero realmente...

Cuando se hace una reforma laboral de derribo con medidas neoliberales de desprotección hacia el trabajador con la hipócrita manifiesta: “Para facilitar la contratación y convencer al asalariado con expectativas de mayores posibilidades laborales...”

Cuando el obrero tiene miedo a hacer huelga por temor a ser señalado en la próxima redada de despidos... es entonces, cuando el ser humano pierde toda su dignidad y un sutil desprecio se anida en el tejido más íntimo. Con una lógica derivada: explotar.

Cuando los ricos son más ricos por las maravillosas oportunidades que da la ruina de los otros...

Cuando los grandes financieros siguen jubilándose o despidiéndose con primas criminales que todos nosotros pagamos...

- Cuando los gobiernos tienen miedo a los antisistema, cuando el verdadero cáncer metastásico es el propio sistema: mercados financieros y ellos mismos como compañeros de viaje...

Terminando:

Cuando la ostentación de poder, la corrupción se extiende y las fuerzas llamadas de seguridad “se emplean a fondo” para poner un supuesto orden...

Cuando la justicia es injusta por naturaleza escudándose en la Constitución y en innumerables leyes irracionales, partidistas, y sobre todo: insensible con la sociedad y los problemas de su tiempo... entonces, es una dictadura enmascarada de democracia.

Cuando la justicia es injusta por naturaleza escudándose en la Constitución y en innumerables leyes irracionales, partidistas, y sobre todo: insensible con la sociedad

Hoy, el nuevo fascismo tiene siglas, acrósticos y logos diseñados por los grandes comunicadores publicitarios, pero eso, no los aleja de las cloacas con ese hedor característico que infecta como un virus mortal ... siempre a los más pobres

Valentín Oyarzábal

Director

[3Por un trabajo decente y las libertades colectivas plenas

25 marzo 2012

Manifiesto de los cincuenta y cinco sobre la reforma laboral

Los abajo firmantes, catedráticas y catedráticos de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social, consideramos un deber cívico hacer pública nuestra opinión de expertos sobre la reciente reforma laboral aprobada por el Gobierno del PP, la cual introduce un cambio radical en el modelo constitucional de relaciones laborales, basado en dos pilares esenciales: un delicado equilibrio entre poderes empresariales y derechos sociales y un estímulo a las expresiones de diálogo social, articuladas de manera señalada a través de la negociación colectiva.

La norma de urgencia ha procedido a convulsionar la práctica totalidad de los elementos esenciales de ese modelo constitucional. Por lo pronto, ha desplazado el centro de gravedad normativo de las relaciones laborales desde el trabajo a la producción y al empleo, desde el trabajador y sus condiciones de trabajo a su «empleabilidad”, mercantilizando sin miramiento alguno el trabajo y descontextualizando el marco en el que, desde sus orígenes y sin solución de continuidad, ha venido aplicándose, y ha de seguir haciéndolo, la norma laboral. Este texto legislativo, en segundo lugar, implanta un verdadero sistema de excepción en las relaciones laborales, otorgando poderes exorbitantes al empresario a la vez que destruye las bases fundamentales del poder contractual colectivo autónomo en la regulación de las condiciones de trabajo. La constante reducción de los derechos de los trabajadores se acompaña de una progresiva afirmación de la unilateralidad empresarial sin control ni contrapeso. En suma, la flexibilidad unilateral conferida al empresario, además de despreciar las reglas consensuadas por los propios interlocutores sociales apenas dos semanas antes, aleja nuestro sistema jurídico del modelo social europeo, aproximándolo a antañones modelos autoritarios, de manera oportunista recuperados ahora en nombre de la libertad de empresa. En tercer lugar, la negociación colectiva deja de entenderse como un instrumento de corrección de las desigualdades contractuales, habiendo sido objeto, ella misma, de una flexibilización que altera su posición en el sistema de fuentes. La prioridad aplicativa concedida sin restricción alguna a los convenios de empresa y la supresión del régimen hasta ahora vigente de ultraactividad, además de poder generar un no deseable incremento de la conflictividad social, concibe al convenio colectivo como un simple utensilio al servicio de los intereses subjetivos empresariales, sustituible o modificable a su sola voluntad. La inaplicación de todas las condiciones de trabajo, incluso las salariales, del convenio sectorial expresa una concepción legal decididamente contraria al sistema vigente de negociación colectiva y a su estructura autónoma. En un contexto semejante, en fin, la garantía constitucional de la fuerza vinculante del convenio colectivo queda por completo desarbolada.

La regulación del despido, que se presenta de manera rutinaria como una forma de crear empleo, obedece realmente a un diseño destinado a otorgar fáciles y baratos mecanismos de liquidación y ajuste de plantillas, tanto en el sector privado como en el sector público. Y de hacerlo, adicionalmente, al margen de todo control. Desde luego, del sindical; pero también del administrativo e, incluso, del judicial. Como confiesa sin disimulo alguno el preámbulo de la norma, el propósito de la reforma es impedir el juicio de adecuación –con un evidente tono despectivo, el legislador excepcional lo denomina “juicio de oportunidad”- de los jueces sobre los despidos decididos por el empresario a partir de una definición justificativa que se mueve entre los dos extremos a descartar por cualquier legislador socialmente sensible: la mayor discrecionalidad y la más concreta identificación. La nueva regulación del despido no tiene más finalidad que reducir los costes del despido ilegal o improcedente, rebajando las indemnizaciones y suprimiendo los salarios de tramitación. Además de todo ello, y apartándose de manera grosera de los propósitos confesados de lucha contra la dualidad de nuestro mercado de trabajo, la reforma ahonda la precariedad mediante dos criticables medidas: la implantación de un contrato especial (de “apoyo de emprendedores”), cuya característica más llamativa reside en la posibilidad de despido libre durante un año de duración, y el encadenamiento de contratos de formación para los jóvenes, que pueden estar formándose hasta los 32 años en una misma empresa para el ejercicio de los más dispares e inconexos oficios.

- Pero más allá de la crítica a sus contenidos concretos, queremos llamar la atención sobre el cambio de modelo que el RDL 3/2012 induce. Es éste un modelo opuesto al que conforma nuestra Constitución, el de la democracia social en una economía de mercado, que arbitra un equilibrio complejo entre el pluralismo social y la intervención normativa de tutela de los derechos laborales, y que sitúa en el centro de la regulación de las relaciones laborales a la negociación colectiva dotada de fuerza vinculante. En el diseño constitucional, la empresa es un territorio en el que el poder privado del empresario resulta racionalizado en su ejercicio mediante el reconocimiento de derechos de participación a los trabajadores. Este modelo nada tiene que ver ni con la concepción de la empresa como un ámbito de exclusiva gestión por el empresario ni con la noción del empresario como “el señor de su casa”.

Y es que las exigencias de equilibrio presupuestario que impone la Unión Europea ni exigían ni exigen en modo alguno una reforma de las relaciones laborales como la adoptada, contraria al estado social y democrático de Derecho, potenciadora del poder normativo unilateral del empleador y hostil a la acción colectiva de los sindicatos. Por lo demás, y no es lo de menos, la reforma laboral presenta numerosos puntos que contradicen directamente derechos y principios constitucionalmente reconocidos y desarrollados por una extensa jurisprudencia del Tribunal Constitucional, tanto en lo que se refiere al derecho al trabajo como al derecho de libertad sindical. Y además es en una gran parte contraria a los compromisos internacionales asumidos por España, tanto respecto a la Carta de Derechos Fundamentales europea como a los Convenios de la OIT sobre libertad sindical, fomento de negociación colectiva y terminación de la relación de trabajo.

Alemán Páez, Francisco (UCórdoba)

Alfonso Mellado, Carlos Luis (UValencia)

Álvarez de la Rosa, Manuel (ULa Laguna)

Aparicio Tovar, Joaquín (UCastilla-LaMancha)

Ballester Pastor, Maria Amparo (UValencia)

Baylos Grau, Antonio (UCastilla La Mancha)

Cabeza Pereiro, Jaime (UVigo)

Camas Roda, Ferrán (UGirona)

Camps Ruiz, Luis (UValencia)

Castiñeira Fernández, Jaime (USevilla)

Correa Carrasco, Manuel (UCarlos III de Madrid)

Cruz Villalón, Jesús (USevilla)

Domínguez Fernández, Juan José (ULeon)

Escudero Rodríguez, Ricardo (UAlcalá de Henares)

Fernández López, María Fernanda (USevilla)

Ferrando García, Francisca (UMurcia)

Garate Castro, Javier (USantiago de Compostela)

Galiana Moreno, Jesús (UMurcia)

García Becedas, Gabriel (UAutónoma de Madrid)

García Ninet, José Ignacio (U de Barcelona)

Garrido Pérez, Eva (UCádiz)

González Posada, Elías (UValladolid)

Goñi Sein, Jose Luis (U Pública Navarra)

Gorelli Hernández, Juan (UHuelva)

López Gandía, Juan (UPolitécnica de Valencia)

López López, Julia (UPompeu Fabra de Barcelona)

Luján Alcaraz, José (UMurcia)

Martínez Abascal, Vicente Antonio (URoviraVirgili deTarragona)

Martínez Barroso, María de los Reyes (ULeón)

Mella Méndez, Lourdes (USantiago de Compostela)

Molero Marañón, María Luisa (UReyJuanCarlos de Madrid)

Molina Navarrete, Cristóbal (UJaén)

Monereo Pérez, José Luis (UGranada)

Moreno Vida, María Nieves (UGranada)

Navarro Nieto, Federico (UCórdoba)

Nogueira Guastavino, Magda (UAutónoma de Madrid)

Ojeda Avilés, Antonio (USevilla)

Olarte Encabo, Sofía (UGranada)

Palomeque López, Carlos (USalamanca)

Pardell Vea, Agnes (ULerida)

Pérez del Río, Teresa (UCádiz)

Puebla Pinilla (de la), Ana (UAutónoma de Madrid)

Quesada Segura, Rosa (UMálaga)

Ramírez Martínez, Juan Manuel (UValencia)

Rodríguez Escanciano, Susana (ULeón)

Rojas Rivero, Gloria (ULa Laguna)

Rojo Torrecilla, Eduardo (UAutónoma de Barcelona)

Tortuero Plaza, José Luis (UComplutense de Madrid)

Tudela Cambronero, Gregorio (UAutónoma de Madrid)

Sanguineti Raymond, Wilfredo (USalamanca)

Valdeolivas García, Yolanda (UAutónoma de Madrid)

Valdés Dal-Re, Fernando (UComplutense de Madrid)

Valdés de la Vega, Berta (UCastilla-LaMancha)

Vicente Palacio, Maria Arantzazu (UJaume I de Castellón de la Plana)

Vida Soria, José (UGranada)

Este manifiesto ha sido publicado el día 23 de marzo en el Diario El País

- Wilfredo Sanguineti.

[4- Más información: Jurisdicción Social, nº 117, Extraordinario, de febrero 2012, revista on-line donde la Comisión de lo social de Jueces para la Democracia hace un prolijo análisis del Real Decreto-ley 3/2012, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral.

[5Eurovegas: Un modelo de país en juego

Dentro de un mes aproximadamente, Sheldon Adelson -el magnate de casinos norteamericano que quiere construir un complejo al estilo Las Vegas en Madrid o Barcelona-, dará a conocer cuál es la ciudad escogida. Atrás habrán quedado meses de negociaciones y viajes de aquí para allá: de Adelson a España y de las delegaciones de la Comunidad de Madrid y de la Generalitat de Cataluña a Las Vegas para venderle las ventajas de su candidatura: Que si Madrid ofrece libertad horaria, menores impuestos, no limita la altura de los edificios del proyecto y cuenta con el aeropuerto de Barajas como garantía de llegada de turistas.

Por su parte, Barcelona ofrece precisamente unos terrenos próximos al aeropuerto -y por eso se tendría que limitar la altura de los edificios-, ser el primer puerto a nivel europeo en número de cruceros y la propia ciudad de Barcelona como marca turística. Si algo comparten las dos ciudades, no obstante, es la buena comida. En este aspecto hay que decirle a Sheldon Adelson que no tendrá ningún problema, a tenor de las palabras que pronunciaba recientemente en las que aseguraba que iría allí donde hubiera buena comida.

El verdadero quid de la cuestión

Este proyecto se ha analizado en muchos casos desde la óptica de la clásica rivalidad entre Madrid y Barcelona. En el tratamiento que los medios de comunicación han hecho de la noticia, en muchas ocasiones ha prevalecido la atención a la competencia entre las dos ciudades. Después del primer impacto de la noticia, las peticiones del magnate han quedado relegadas a un segundo plano y sólo se ha hablado de los miles de millones que pretende invertir y de los miles de puestos de trabajo que creará. Y es que en un momento de crisis como el actual, una inversión de estas características es un bocado al que es difícil renunciar. ¿Pero a qué precio?

No podemos olvidar las peticiones que ha hecho Sheldon Adelson, y que una de las pancartas utilizadas en una manifestación contra el proyecto en Madrid sintetizaba a la perfección: Modificar el estatuto de los trabajadores terminando con la regulación de los convenios colectivos, privilegios para contratar personal extranjero, dos años de exención en el pago de la seguridad social, cambiar la legislación de blanqueo de capitales, exención de impuestos, un aval del estado, ventajas en la fiscalidad inmobiliaria y del suelo, exclusividad de diez años en la utilización del suelo, cesión del suelo público, autorización de entrada a los casinos de menores y personas adictas al juego, excepción a la Ley Antitabaco y construcción de infraestructuras.

Un daño irreparable

Estas condiciones cuestionan la dignidad de los trabajadores y suponen una discriminación positiva hacia el magnate que no se puede tolerar. Porque si consigue lo que quiere y el gobierno cede, se puede producir un efecto llamada y otros empresarios vendrán a pedir lo mismo en otros sectores. Y resultado será un empeoramiento de las condiciones de trabajo ya de por sí menoscabadas. Además, si nos esforzamos en defender un modelo de turismo de calidad y familiar y nos avergonzamos de la actitud de los miles de jóvenes que vienen a emborracharse a nuestras costas, no podemos permitir un complejo de estas características que además tampoco se ajusta al modelo de urbanismo ni a la arquitectura de nuestro país. En definitiva, puede producirse un daño irreparable que cambie nuestro modelo de país.

[6- Valentín Oyarzábal, colaborador de Càncer, revista de la Associació Catalana del Càncer cuyo número 7 está dedicado a Las nuevas posibilidades de curación.

[7- Acerca del Dr. O. Carl Simonton y su enfoque frente al cáncer, autocuración y psiquismo, su relación con el budismo y la visualización:

* Enfoque Simonton contra el cáncer, Blogia, 13-06-2008

* O. Carl Simonton dies at 66; oncologist pioneered mind-body connection to fight cancer, Valerie J. Nelson, Los Angeles Times, 03-07-2009

* About Dr. O. Carl Simonton, The Simonton Documentary

* Autocuración, Psiquismo y Cáncer - Descarga gratuita de libros de inspiración personal, Club Positivo

* Artículos relacionados con Simonton, El Sendero del Buddha

* Visualización, Egongo

* Enlace a 4 vídeos del Dr O. Carl Simonton, youtube

[8

El Secreto, Rhonda Byrne, Urano, 2007

ISBN 9788479536442

casa del libro.

[9

La razón última del cáncer

Valentín Oyarzábal

Amala ediciones

Fecha de Publicación: 1 Noviembre 2006

Es una apasionante reflexión social que pone al descubierto las deficiencias morales en la política sanitaria, el desapego corrosivo de la clase médica y el doble lenguaje de los laboratorios farmacéuticos. Aportando un mensaje espiritual de la enfermedad y sus causas últimas. Vencer el miedo y darle la vuelta al diagnóstico depende de ti. Pero ganar la batalla a la miseria humana es asunto de todos. En un lenguaje directo, preciso e intimista, el autor nos acerca a una transformación de conciencia global, única clave de la auténtica sanación. Da una atención muy especial a las familias con enfermos oncológicos.

Cervantes.

________________________________________
Documentos adjuntos

________________________________________
Palabras clave

© 2009 Géminis | Realizado por Dabne con SPIP | Diseño Basaburua |